Euskaltel compra Telecable

Hoy se ha confirmado lo que era un secreto a voces, Euskaltel se ha hecho con telecable. Con este último movimiento se confirma aquella vieja idea de la “gran cablera del norte” que quería unir a R (Galicia), telecable (Asturias) y Euskaltel (País Vasco), las únicas cableras regionales que no se unieron en su día en torno a ONO. Y a pesar del tamaño de los territorios donde está presente la nueva Euskaltel, su tamaño no es nada desdeñable.

Las tres cableras que ahora forman Euskaltel fueron los primeros operadores en ofrecer conexiones a internet de alta velocidad, lo que les ha permitido ser líderes de dicho sector en sus territorios incluso a día de hoy, cuando la fibra de los operadores nacionales están empezando a llegar. Pero vamos a los números puros y duros, para poner en el mapa nacional a la nueva empresa que acaba de nacer.

A pesar de que su ámbito de actuación principal se limita a tres comunidades autónomas con apenas seis millones de habitantes, el tamaño de la Euskaltel resultante de la unión de las tres cableras es relevante. Y es que por ejemplo, la nueva Euskaltel tiene cobertura de fibra y/o cable a casi tres veces más hogares que MásMóvil, cinco veces sus clientes de banda ancha fija o casi tantos clientes de televisión como Orange, con cifras a 31 de diciembre de 2016.

El gran muro, las mayores diferencias entre los tres operadores principales y MásMóvil y la nueva Euskaltel, se da en los ingresos. No hay quien pueda hacer frente a Movistar, que en 2016 se quedó cerca de los 15.000 millones de euros, suponiendo más de la mitad de los ingresos generados por el total de operadores del país. Pero sí hay una pelea interesante por el segundo puesto, donde Orange batió por primera vez a Vodafone el año pasado, en el que los pequeños pueden influir, bien arrebatando clientes o engordando esas cuentas mediante acuerdos mayoristas, como el que ya tienen MásMóvil y Orange.