Las familias españolas se suman a la revolución de los paneles solares

Si el pasado año se instalaron en España 235 megavatios de nueva potencia fotovoltaica para autoconsumo, la patronal espera que en 2019 tenga su despegue definitivo con 400 megavatios, un año récord, según José Donoso, director general de la patronal.

El grueso corresponde a las pymes e industria, las que más se benefician porque pueden producir y consumir al mismo tiempo. De momento, las viviendas (suelen tener 3kW de potencia instalada) representan en torno al 10% del autoconsumo solar, pero Donoso espera que a lo largo del año se concreten más proyectos.

Ahora que el autoconsumo es legal y económicamente viable, las compañías eléctricas no dan abasto. Tras este crecimiento no solo está el adiós a las trabas administrativas impuestas durante años por el Gobierno del PP, sino también la imparable caída de los precios de las instalaciones, cerca de un 80% en una década. También las subvenciones que ofrecen algunos ayuntamientos, con descuentos en el IBI. En Holaluz dicen que elaboran una media de 300 presupuestos semanales y montan cinco instalaciones diarias. Prevén sumar 1.500 a finales de año y 5.000 en 2021. Se trata, sobre todo, de unifamiliares e instalaciones que no vierten el excedente de energía a la red. En 2017, la compañía montó en Rubí (Barcelona) el primer proyecto de autoconsumo compartido entre los vecinos de un bloque, una opción que también es legal desde el pasado abril.

Noticia extraida de: www.elpais.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *